domingo, 28 de julio de 2013

Leer Perdida

Jueves 25 de Julio. 5.05 pm. Lectora de libro bajo el brazo espera en el andén. #SubteB

"Cuando pienso en mi esposa siempre pienso en su cabeza. Para empezar, en su forma. Lo primero que vi de ella, la primera vez que la vi, fue la parte trasera de su cráneo. Sus ángulos tenían algo de adorable. Como un duro y brillante grano de maíz o un fósil en el lecho de un río. Tenía lo que los victorianos habrían descrito como «una cabeza elegantemente torneada». Resultaba bastante fácil imaginar su calavera.
Reconocería su cabeza en cualquier parte."

La lectora entra al subte. Abre su libro. Lee parada. Cada tanto levanta la cabeza y mira a su alrededor. Lee Perdida en el #SubteB.



"Sentí una necesidad inmediata, intensa, de refugiarme en el interior. Para cuando hube dado veinte pasos, el sudor burbujeaba en mi cuello. El sol seguía siendo un ojo furibundo en el cielo. «Has sido visto.»"





La lectora de Gillian Flynn encuentra lugar y se sienta. El #SubteB sigue andando.



"¿Alguna vez participaron de niños en un concurso de deletrear? ¿Recuerdan ese segundo de incertidumbre en el que te dedicas a peinar tu cerebro justo después de que hayan anunciado la palabra, preguntándote si serás capaz de deletrearla? Era la misma sensación: ese pánico al vacío."


Perdida, de Gillian Flyyn

martes, 23 de julio de 2013

Subway - La vida real

Hoy a las 9 am me tomé el primer subte. A las 8.40 pm el último. En el medio hubo muchos.
@mvaldesbernal me dijo: "¿Cuantas horas llevas en el Subte? (me recordaste la peli ochentera de Luc Besson "Subway")" Yo también me acordé de esa película hoy.

Durante los múltiples viajes y en medio de ellos, #EscenasLectoras a granel. 2 Castaneda, 1 Bonelli, 2 Juegos del Hambre, 1 La naranja mecánica, mucho diario: La razón, El Argentino, La Nación. Y más... mucho más.

Y el frío, y la realidad cruel. Todo en un sólo día. Y para una sola cazadora furtiva.

"Las palabras se esconden en rincones, trepan a los muebles, 
se cuelgan de la lámpara, se suben por las paredes.
Bailan la polca, la salsa, el chachachá y el vals de las mariposas....
La fiesta es todo un éxito, pero, poco a poco, el suelo se cubre de sílabas sueltas.
Las palabras encierran tantos misterios"

“El ladrón de las palabras”, de Nathalie Minne. 


9.05 am. En el #SubteB que tardó 25 minutos en arrancar, Los caballos de fuego de Bonelli se imponen a La razón.






9.25 am. #SubteE. Una lectora enbarcada en el Viaje a Ixtlan. Castaneda la acompaña.





10.01am Esperando el #SubteC. La naranja mecánica con guantes y frío. #PrimerTiempo





Camina leyendo,se sienta.Sigue el frío, siguen los guantes.La naranja se pasea.#SubteC #SegundoTiempo




10.05 am. En el #SubteC la razón lo toma todo.#Combinaciones #BuenosAiresMeMata






 4.12 pm. Los juegos del hambre en el andén. Después vendría el hambre. #SubteB #LeerDeParada





4.15 pm. Cosas extrañas que suceden en un mismo día. En el anden, el segundo #Castaneda del día. Las enseñanzas de Don Juan. #Toma1 #SubteB


Prescripción: Sólo se lee con guantes. #Castaneda2 #Toma2 #SubteB





4.35 pm. El cuerpo y su historia, en la lectura. Leer a pesar de. Lecturas que duelen. #EstaciónCallao #SubteB





8.40 pm. En el andén, una revista acompaña la espera. #SubteB  #LaVuelta




Y en el medio de este largo viaje, tantas #EscenasLectoras que no las puedo contar en un sólo día, que ya es otro. 











lunes, 22 de julio de 2013

Un lector enmarcado.

Un lector en Madrid, un día de mucho calor, enmarcado por Claudina Pugliese, fotógrafa, lectora, viajera y amiga. Nos queda la intriga... ¿qué leerá?


Lecturas intensivas. Semana intensa

La semana pasada fue intensa e intensiva. En el curso  Promoción de la lectura desde la biblioteca, sucedieron la lectura y  los encuentros, de lunes a viernes, de 8.30 a 13. 



“Esta es una lectura en intensidad: algo pasa o no pasa […]. Es una especie de conexión eléctrica[…]Esta manera de leer en intensidad, en relación con el Afuera, flujo contra flujo, máquina con máquina, experimentación, acontecimientos para cada cual que nada tienen que ver con el libro, que lo hacen pedazos, que lo hacen funcionar con otras cosas, con cualquier cosa… ésta es una lectura amorosa.”


Deleuze, G: Conversaciones, págs. 16-18. En Santiago, G. Intensidades Filosóficas, Buenos Aires, Paidós, 2008.

Leyeron solos y con otros,  pensaron propuestas, reflexionaron sobre el lugar de la lectura y la escritura en la biblioteca, en el aula, en la casa, en el patio, en el pasillo... La lectura, la posibilidad.




Escucharon El viejo que no salía en los cuentos, de Pilar Mateos, por entregas. Entre el martes y el viernes se metieron en la casa de Valentín y en las lecturas compartidas con Benito.


"Valentín recorrió con la mirada deslumbrado,los numerosos estantes repletos de libros. Cientos de cuentos, miles de aventuras invitándolo a visitar mundos maravillosos. Era como estar en Jauja - Benito no conocía aún la historia del país de Jauja -. Se acercó a una estantería y empezó a leer títulos y a pedir éste, y éste y el otro también y el de arriba y áquel...
- ¿En qué andamos?- apremió la encargada-. La biblioteca cierra a las siete.
Valentín no la oyó porque él mismo, por su cuenta,  iba sacando libros febrilmente y colocándolos, con mucho entusiasmo, sobre la mesa, hasta formar una torre."
...

"- ¿Sólo uno?
- Y tampoco vas a tener tiempo de leerlo hoy. Cerramos dentro de un cuarto de hora.
- Me lo voy a llevar a mi casa- explicó Valentín.
La bibliotecaria movió la cabeza negativamente.
- Está prohibido sacar los libros de la biblioteca.
Valentín se sintió súbitamente arrojado del país de Jauja a la más negra de las miserias.
-¿Está prohibido?
Esta vez la mujer lo miró con un destello de interés.
- Puedes venir a leerlos aquí siempre que quieras.
Comenzó a reponer ordenadamente en su lugar los libros que el niño había elegido. Valentín estaba inmóvil, con una profunda expresión de desencanto.
- Yo sí - murmuró- ¿pero mi abuelo...?"

El viejo que no salía en los cuentos, Pilar Mateos.



domingo, 21 de julio de 2013

sábado, 20 de julio de 2013

Antes del apretuje no deseado, la lectura

En el andén, antes del apretuje inevitable, el apretuje no deseado, sucede, increíblemente, la lectura. Lo que dicen tus ojos, de Florencia Bonelli. #SubteA



Nunca leí a Bonelli, entonces busco, a ver que encuentro... Encuentro que es la primera novela que escribió. Sólo eso.

Espirales lectoras

Nunca más #Literal. Por los extraños -y sucios- pasillos de la estación 9 de Julio, una lectora, y en sus manos: "Viaje al centro de la tierra." Esperando con Verne #SubteB #EscenasLectoras

 

Y algunos párrafos que creo recordar, y que hoy busco... La relectura que genera la lectura. Y así, los círculos se arman. Más que círculos, espirales lectores.

"Sin embargo, a la vista de aquellas dos letras que se habían grabado allí 300 años atrás, quedé como embobado, como tonto. No sólo se leía en la roca la firma del sabio alquimista, sino que tenía en mis manos el estilete que la había trazado. Hubiera sido en mí una insigne mala fe poner en duda la existencia del viajero y la realidad del viaje."

"El orificio, casi circular, presentaba un diámetro de unos cinco pies; el oscuro túnel estaba abierto en la roca viva y como enlucido por las materias eruptivas a que dio salida en otro tiempo..."


Julio Verne(1828-1905 , "Viaje al centro de la tierra". 



Libros que nos siguen

Leer con otros

viernes, 12 de julio de 2013

No se asome por la ventanilla... puede haber gente leyendo

Lunes 8 de julio. Me asomo por la ventanilla para pispear la razón que algunos lectores creen tener. #Desobediencia #EscenasLectoras 






Siguió siendo una mañana de asomos. La lectora que veo lee concentrada "Eran humanos, no héroes", de Graciela Fernández Meijide. #SubteB







jueves, 11 de julio de 2013

Liturgias

La liturgia cotidiana en el #SubteB. Los misterios de la lectura. Los misterios de las creencias. Creo en las #EscenasLectoras.



domingo, 7 de julio de 2013

Sobre la promoción de la lectura. Recorridos

8 de febrero de 2013, verano agobiante en Buenos Aires. Me encuentro, en el #SubteD, con esta #EscenaLectora: Una mujer lee concentrada "El abuelo que saltó por la ventana y se largó", de Jonas Jonasson. El título me resulta tan tentador que me lo compro ese día en formato digital. La lectora se baja precipitadamente en la estación Carranza murmurando: "No lo puedo creer, me pasé."




Llega marzo, empiezan los seminarios de formación, y el abuelo se mete de lleno en el "Pasen y lean" (espacio de formación en Promoción de la lectura de La Vereda), leído en capítulos por entregas. #EscenasLectoras





"Nadie era capaz de hechizar a su público como el abuelo, sentado allí, en el banco de madera, inclinado ligeramente sobre su bastón y mascando rapé.
—Pero ¿es eso cierto, abuelo? —preguntábamos pasmados sus nietos.
—Quienes sólo saben contar la verdad no merecen ser escuchados —contestaba el abuelo.
Este libro es para él."


Jonasson , Jonas . El abuelo que saltó por la ventana y se largó. Salamandra, Barcelona: 2012.

miércoles, 3 de julio de 2013

Esas lecturas encontradas

Es junio y de mañana. Ni bien logro subirme al 93 previa espera muerta de frío, se me escurren, así como así, dos #EscenasLectoras.
Una chica con su #Kindle con funda rosa, que lo guarda y se pone a hablar por teléfono.
Una señora que se sienta, saca el libro, se acomoda para leer, pero también lo guarda. 
Yo alcanzo a leer de ojito algo como "... esa de hielo". Pienso en una promesa de hielo. Lo googleo. Contra todo pronóstico, lo encuentro. No era una promesa de hielo. 
Pero de pronto, la Sra. vuelve a sacar el libro, ese libro que ahora yo ya sé cuál es. "La Princesa de Hielo", de Camilla Läckberg. 





"Pensó que, así tumbada, como estaba, parecía una princesa. Una princesa de hielo. […]
La sangre de sus muñecas llevaba ya tiempo coagulada.

El amor que por ella sentía jamás había sido tan intenso. Le acarició el brazo como si acariciase el alma que había abandonado aquel cuerpo."